Terapia Sexual y de Pareja

“TODOS TENEMOS LOS RECURSOS INTERNOS PARA APRENDER NUEVAS RESPUESTAS QUE NOS LLEVARAN A UNA VIDA AFECTIVO-SEXUAL CON DISFRUTE”
Los profesionales de la sexología tenemos nuevos retos si queremos colaborar con las personas que tienen dificultades relacionados con su sexualidad o vínculos de pareja. Existen herramientas psicoterapéuticas que no solo se aplican en las disfunciones sexuales tanto del hombre como la mujer sino también tenemos herramientas vivenciales que ayudan a las parejas a mejorar su vida afectivo-sexual.
Nuestro modelo está orientado está enfocado a cambiar, mejorar la vida afectivo-sexual, trabajar las dificultades, enriquecer y encontrar equilibrio en su relación. A través de preguntas invitamos a las persona a reflexionar sobre su manera de pensar, sentir y actuar. La persona se compromete a hacerse responsable de las consecuencias y de mejorar su sexualidad y afectividad.
La Terapia Sexual y de Pareja es un modelo de aprendizaje donde el cliente no solo va a resolver los síntomas de los problemas sexuales sino también adquiere recursos y herramientas que van afectar de manera positiva y plena.
Entre los objetivos de la sesión tenemos:
• El paciente conozca sus fortalezas y recursos internos que inviten a realizar los cambios que desea.
• Aprender nuevos procedimientos vivenciales más exitosos que permitan mejorar su sexualidad y afectividad.
• Acompañar a la persona durante el proceso de aprendizaje, animando y alentando al paciente cuando surjan dificultades que impidan lograr sus objetivos.

¿En que situaciones es conveniente acudir a un Terapeuta Sexual?

• Cuando las soluciones intentadas no han surgido efecto positivo y se mantienen los conflictos o los resultados no está a la altura de las expectativas de la pareja.
• Cuando la pareja se encuentra en una situación de crisis, todo se convierte en peleas.
• Cuando estas situaciones te afectan a tu salud física o psicológica.
• Cuando la persona quiere identificar sus fortalezas y tener mayores recursos internos para un mejor desempeño.
• Cuando la persona desea cambiar sus hábitos sexuales, generan dificultades con sus valores.