BIOMAGNETISMO


biomagnetismo

El Biomagnetismo puede ejercer un efecto de corrección sobre las distorsiones energéticas que se produzcan en los organismo enfermos, cualquiera sea su origen. Sin embargo, esta curación será posible cuando dicha distorsión energética no haya generado un daño estructural irreversible.
A través de un exámen de reacción muscular, es el propio cuerpo de la persona el que avisa dónde se encuentran los órganos desequilibrados y que pares biomagnéticos se deben colocar para restaurar ese equilibrio. Sobre estos puntos, se colocan imanes determinados, lo que produce una interrupción de la retroalimentación energética entre virus y bacterias; y simultáneamente corrige la alteración del pH en su cuerpo producido por los patógenos.
El tratamiento se realiza sobre el paciente enfermo con la aplicación de los imanes sobre las partes del cuerpo y extremidades para alterar la condición enferma y obtener un estado de recuperación y mejorar la salud.
Desde la primera o segunda sesión el paciente puede notar cambios positivos en su salud. En promedio para casos crónicos pueden requerirse 4 o 5 sesiones, pero el número real lo determinará el mismo paciente, dependiendo de su evolución.
Es útil en casos de disfunciones sexuales tanto de hombres como mujeres, miedos, angustias, tensión, estrés, depresión, ansiedad, etc.
Este tratamiento ha tenido muy buenos resultados en países avanzados como EEUU, Rusia, Japón, Alemania, Ecuador, etc.


COLLAGE BIOMAGNETISMO